jueves, 11 de julio de 2013

Que es un lavado y como se hace


El lavado es una técnica, que bien usada, se obtienen trabajos excepcionales. Es por esto que es de las más utilizadas por los modelistas, y además es muy antigua. Los resultados que se obtienen son excelentes, es muy sencilla de realizar, y se puede realizar con infinidad de productos. Para quienes comienzan a utilizar esta técnica húmeda, es recomendable que hagan pruebas, ya que si bien es muy sencilla de realizar, a veces podemos arruinar una maqueta. Un punto importante a tener en cuenta es que para aplicar lavados a una superficie, esta debe ser brillante, ya que en superficies mate, no se puede realizar.

En que consiste?
El lavado es nada más y nada menos, que lavar la maqueta con un color determinado, y si aplicamos varios lavados de diferentes colores, la maqueta ganará un cromatismo único, donde el resultado final del modelo será muy realista.


Que se logra?
Lo que se logra es que una maqueta comience a transformarce en una miniatura muy realista, ya que se resaltan las formas, los relieves, las sombras, manchas o chorretones, la maqueta comienza a tener una diversidad cromática que la hacen muy atractiva. Es una técnica que se debe aplicar en forma equilibrada, ya que podríamos dejar un oscurecimiento exagerado en el modelo.





Diferentes tipos de lavados

Lavado general:  
Elegimos algún color oscuro (marrones, óxidos oscuros o casi negro), óleos o pinturas. Lo diluimos a un 70 u 80 % de aguarras (no disolvente), y lo aplicamos con un pincel del numero 6 (aprox.) de pelo suave y forma redonda, por la superficie a tratar. Veremos como esa mezcla discurre rapidamente por toda la superficie y empieza a encharcar los recovecos y ranuras, oscureciendo estas rapidamente. Daremos ese lavado a todo el conjunto, pero procurando con el pincel acumular ese color en esas ranuras, alrededor de bisagras, remaches, etc... Debemos dejar secar bien esa primera fase. Debemos vigilar el secado para que no se produzcan esos indeseados corronchos de aguarrás seco. Si empiezan a aparecer, los podemos ir corrigiendo con aguarrás limpio y un pincel.
No demos demasiados lavados, ya que estos oscurecen MUCHISIMO el color base. Intentaremos hacerlo solo de una vez. Una vez seco, veremos como todos los detalles estan ligeramente sobreados y han cobrado mucho volumen.



Lavado Puntual:
Aqui es aconsejable tratar la superficie con numerosos filtros y después pasar a hacer lavaditos puntuales.
Es decir, un 50% de los colores antes citados y un 50% de aguarrás. Con un pincel más bien pequeño y fino, cogeremos esa mezcla y la aplicaremos a los detallitos y remaches que nos interese sin mojar el resto de las superficies. Veremos como al apoyar el pincel en una ranura, el color correra rapidamente por esa ranura sin extenderse a las demás superficies (OJO!!!!, siempre y cuando la superficie no sea MATE!).
 De esta manera, conseguiremos perfilar con más precisión las zonas deseadas.
Ahora dejamos secar un par de minutos ese lavado. Nos quedará muy marcado y feo, pero tranquilos. una vez un poco seco, con un pincel limpio y algo se aguarrás tambien limpio, fundimos o difuminamos los bordes de ese lavado para que quede más suavizado. Pero nunca hacerlo en fresco, siempre cuando ha secado un poco. Una vez seco del todo el resultado es asombroso. Hacerlo con paciencia y poco a poco, no apurarce.


Lavado en fresco: 
Humedecemos la superficie a tratar con aguarrás limpio. Antes de que empieze a secar, tomamos rapidamente la mezcla de color a un 70% de este y solo un 30 % de aguarrás y la dejamos caer en una gota sobre esa superficie  humeda. Veremos como esa gota se expande rapidamente y oscurece la parte más profunda con mucha suavidad. La podemos ir manejando con el pincel, haciendo que se acumule más color en unas zonas que en otras, incluso, podemos tomar directamente color y aplicarlo en alguna zona que queramos contrastar. Dejamos secar sin levantarnos del sitio controlando el secado. El resultado es distinto a los dos anteriores.



Para tener en cuenta
Lo más importante para que nos quede unos lavados bien hechos es realizarlos sobre superficies brillantes, usar un aguarrás apropiado, que no sea muy graso. Como en los filtros, debemos probar varios hasta encontrar uno ideal. El color humbrol o el oleo son ideales para este cometido, ya que el acrilico seca excesivamente rápido y seria incontrolable. No uses negro directamente. Si te queda corronchos de aguarrás indeseados, no te preocupes. En los siguientes pasos de pincel seco, aguadas o polvo se disimulara sin problemas. Si tienen que quedar corronchos que queden con formas que sugieran manchas en el tanque o cosas asi.

Fuente: Panzernet


acmecuyo@gmail.com